Un mensaje de Cristo para ti

Estimado amigo o amiga, desde este momento que visitas esta página, tu vida está siendo de bendición para muchos.

 Aunque nos sintamos necesitados o sintamos que nos falta algo en la vida, siempre tendrás algo que aportar a otras personas que te necesitan.

Quien no necesita una palabra de aliento, una mano que se extienda para ayudar a levantar al que está caído.

 Tú puedes ser una persona necesitada o una persona que busca llenar la necesidad de otro.

Siempre serás alguien de bendición. Aunque tengas muchas necesidades y andes en busca de una respuesta, hay alguien que te dice:

 “Venid a mi todos los que estáis cansados y abatidos que yo os hare descansar”.

En esta página verás algo diferente porque fue hecha por el dador de la vida. Su deseo es que tengas un encuentro personal con El,

que tengas vida en abundancia.

Participa con libertad.

  1. Aporta tus experiencias, tus testimonios, todo aquello que sirva para edificar a los miembros del cuerpo de Cristo y que consultan esta página.
  2. Aporta tus enseñanzas bíblicas y prédicas.
  3. Aporta tus comentarios que permitan enriquecer el conocimiento de La Palabra.
  4. Envíanos tus peticiones de oración y manifiesta tu necesidad para buscar la forma de ayudarte.
  5. Aporta todo aquello que sea guiado por El Espíritu Santo que nos de testimonio de que Cristo es el Señor.

Suscríbete y consulta la forma como puedes ayudar y ser parte de este ministerio del cuerpo de Cristo.

Cada vez que visites esta página déjanos tu comentario. Esto será de mucha importancia para todos los participantes.

Que nuestro Señor te bendiga abundantemente.
 

No te detengas, sigue buscando y encontrarás el camino. Su autor te recuerda diciéndote:

YO SOY EL CAMINO, LA VERDAD Y LA VIDA, NADIE VIENE AL PADRE SI NO ES POR MI, Y NADIE VIENE AMI, SI MI PADRE NO LO TRAE.

YO, SOY JESUS.